Aumenta tu productividad (y felicidad) con estas 3 herramientas para el trabajo remoto

Sin una cierta rutina, el trabajo desde casa puede ser negativo para tu productividad y tu bienestar. Utiliza estas tres herramientas y notarás la diferencia.

Work from home with productivity tools like Vivaldi

Trabajar desde casa debería ser mejor para tu productividad…en teoría. Cuando trabajas desde casa tienes menos distracciones, menos estrés al no tener que desplazarte a tu lugar de trabajo, y menos reglas estrictas que seguir, en general.

Un estudio llevado a cabo al principio de la pandemia concluyó que somos más productivos trabajando desde casa.

Pero después de seis meses, parece que aún necesitamos bastante práctica sobre cómo trabajar de forma remota y ser eficientes.

La semana pasada, el Harvard Business Review publicó un estudio de 12.000 personas que trabajan desde casa en EEUU y Europa, cuyos resultados apuntan a que no utilizamos debidamente el tiempo que nos estamos ahorrando por no tener que desplazarnos al lugar de trabajo. Unas 89 millones de horas cada semana, en el caso de los trabajadores en EEUU, se desperdician en trabajo poco productivo y malas decisiones.

La verdad es que todos estamos aprendiendo a base de prueba y error, adaptándonos a esta nueva vida conforme van pasando las semanas.

Por suerte hay algunas técnicas y herramientas cuya eficacia ya ha sido probada, que podemos utilizar para ser productivos mientras trabajamos desde casa.

Herramientas de incremento de la productividad para trabajar desde casa

Desde primavera he estado trabajando desde casa y experimentando con herramientas para la productividad, y me he dado cuenta de que sólo necesito tres:

Y con tan sólo estas tres herramientas he ido delineando las partes esenciales de un día de trabajo remoto:

  • Seguir un horario
  • Hacer descansos de forma regular 
  • Concentrarse en el trabajo
  • Mantener la motivación
  • Desconectar

Sigue un horario

Aunque pueda parecer una obviedad, al trabajar desde casa muchos nos olvidamos fácilmente de esta parte tan básica.

En mi caso, sé que al principio lo hice muy mal. No se me ocurrió pensar que al no tener que desplazarme a la oficina había perdido el momento de transición hacia la mentalidad de trabajo.

Tardé bastante en darme cuenta de que necesitaba una nueva rutina.

Cuando iba andando a la oficina, le dedicaba unos 10-15 minutos a pensar en qué iba a trabajar ese día. Al trabajar desde casa, sin embargo, empezaba el día laboral a lo bruto, sin ningún tipo de transición.

Dedicarle algo de tiempo a planificar tu día es una buena manera de activar la mentalidad de trabajo. Si no te organizas de antemano, es probable que pases el día resolviendo tareas según te vayan surgiendo, sin dedicarte a lo principal.

Hay muchas herramientas de gestión de tiempo para planificar tu día, sin olvidar el viejo método de papel y boli. ¡Lo que mejor te vaya!

Algunos de nuestros usuarios recomiendan Todoist, la lista digital de tareas pendientes. Puedes utilizar esta herramienta integrada en el navegador o como app. Yo la utilizo como Panel web en el navegador.

Puedes programar tus tareas, actividades, reuniones y reservar tiempo para una tarea concreta. También puedes marcar las prioridades y asignar fechas de entrega, e incluso añadir notas a tus tareas. Lee su política de privacidad.

En mi caso siempre marco una tarea que ‘debo hacer’ cada día. Así sé que, pase lo que pase, puedo tachar de la lista por lo menos una de mis tareas pendientes importantes.

Toma descansos de forma regular

Muchos estudios llegan a una conclusión que, siendo de sentido común, es difícil de poner en práctica. Si no haces descansos cuando trabajas desde casa, tu concentración irá disminuyendo poco a poco.

En una de las muchas encuestas que se han llevado a cabo desde el inicio de la pandemia, el 37% de los participantes reconocieron que los descansos contribuían en gran medida a mantener su productividad cuando trabajaban desde casa.

Los millones de personas que trabajan desde casa están siempre online. Pero estar presente en el “mundo real” es también positivo para la productividad. Todo el mundo necesita descansar y recargar las pilas.

Esta es la razón principal por la que hemos incorporado el modo pausa en Vivaldi, que he estado utilizando desde que lo introdujimos en nuestra versión Snapshot.

En Vivaldi nos gusta ofrecerte herramientas para que seas productivo, pero también animarte a que gestiones tu tiempo con el fin de alcanzar un equilibrio entre la vida personal y la laboral.

El modo pausa te permite detener la navegación para poder interactuar con tu alrededor.

No podría ser más sencillo:

  • Haz clic en el botón del modo pausa (en la esquina inferior izquierda de la barra de estado).
  • Tómate un descanso y pausa tu actividad online para hacer cualquier otra cosa: tomarte un cafe, hacer ejercicio, hacer una llamada, tener una conversación con alguien o echarte una siestecita corta.
  • Retoma tu navegación tal y como la dejaste, haciendo clic en Play.

La importancia de concentrarse

Cuando se trabaja desde casa, concentrarse y ser productivo es todo un reto.

Hay muchas técnicas y herramientas que te pueden ayudar, y no estaría mal que investigaras algunas, pero una de las más efectivas que conocemos es la técnica Pomodoro.

La técnica Pomodoro consiste en dividir tu tiempo en intervalos cortos y espaciarlos con pausas breves: 25 minutos de trabajo (o lo que se conoce como ‘un pomodoro’) y 5 minutos de descanso, antes de empezar otro ciclo de 25 minutos.

En Vivaldi somos fans de esta técnica, razón por la cual hace unos meses incorporamos un temporizador Pomodoro en el navegador.

Para utilizar el temporizador Pomodoro:

  • Haz clic en el botón del reloj (esquina inferior derecha de la barra de estado) para que aparezca el menú.
  • Selecciona el temporizador Pomodoro preinstalado.
  • Haz clic en ‘Iniciar’
  • A los 25 minutos sonará un aviso para que te tomes un descanso.

Si tienes otras necesidades (25 minutos puede ser poco tiempo, o demasiado tiempo para lo que tengas que hacer), puedes experimentar con la duración de los ‘pomodoros’ hasta que encuentres la opción que mejor se ajuste a tu ritmo de trabajo. Puedes editar la duración desde el menú del reloj.

La técnica Pomodoro fue desarrollada a principio de los años 90 por Francesco Cirillo. El nombre del método viene del temporizador con forma de tomate que utilizaba Cirillo para organizar su tiempo de estudio. 🍅

La premisa es sencilla: cuando te tengas que enfrentar a una tarea larga, o a varias tareas más cortas, divide el trabajo en intervalos y sepáralos con pausas breves.

En teoría, esta técnica te entrena para que puedas concentrarte durante períodos más cortos, para ayudarte a mantener la concentración y ser productivo, y además facilita que vuelvas a la tarea más despejado.

Mantén la motivación

Cuando se trabaja desde casa es fácil sentirse aislado, probablemente la mayor desventaja del trabajo remoto.

Pierdes la visión general de las cosas, la sensación de que estás haciendo algo importante. Y cuando lo que haces no tiene sentido, es fácil asumir que no estás consiguiendo nada.

Hoy en día es más importante que nunca que la gente sienta que su trabajo tiene valor y es importante.

Las empresas están buscando distintas soluciones para ayudar a sus empleados a ser productivos sin perder la motivación.  Pero mientras tanto, los trabajadores han tenido que encontrar sus propias maneras de lidiar con ello.

Una herramienta en concreto me llamó mucho la atención y la he incorporado a mi rutina de trabajo.

Este verano decidí probar un buscador diferente del que venía utilizando. Me decanté por Ecosia, el buscador que planta árboles.

Gracias a mi navegación, Ecosia planta árboles, labor a la que dedican el 80% de sus beneficios. Reforestan áreas necesitadas, lo cual beneficia tanto a la gente de la zona, como al medio ambiente y la economía local.

Cada vez que hago una búsqueda, veo en la parte superior de la pantalla cómo sube el contador de árboles plantados gracias a mi navegación. Y para mí es una manera de sentir que mi tiempo online ha servido para algo.

Ecosia es totalmente transparente y todos los meses publican sus informes financieros, por lo que puedo ver directamente a qué se destinan las ganancias obtenidas gracias a mis búsquedas.

¡Plantar árboles en zonas que lo necesitan es una buena motivación!

Desconecta

Desconectar es posiblemente lo más difícil de conseguir. Pero es esencial para mantener un equilibro sano entre la vida laboral y personal.

La teoría está bien, pero sin una oficina a la que ir, es todo un reto trazar la línea entre el trabajo y el hogar. Sin el desplazamiento al trabajo es difícil separar la vida laboral y personal.

Pero si no hallas la manera de hacerlo de forma efectiva, tus responsabilidades laborales irán consumiendo tu tiempo libre. Necesitas un horario de trabajo exclusivo, igual que tendrías en la oficina.

En nuestro navegador también contamos con una herramienta integrada que puede resultar muy útil para este fin.

En Vivaldi puedes programar temas diferentes para distintas horas del día. Puedes, por ejemplo, programar un tema claro para las horas de trabajo, y hacer que cambie a un tema oscuro al acabar el día laboral. Es una buena manera visual de marcar el fin del tiempo de trabajo.

Desconectar del trabajo es necesario, tanto para tu productividad como para tu salud.

Si sigues las técnicas que hemos mencionado, notarás una mejora en tu productividad y eficiencia. Sólo necesitas tres herramientas: el navegador Vivaldi, Todoist o una herramienta similar de gestión de tiempo, y Ecosia para saber que estás poniendo tu granito de arena en la protección de nuestro planeta.

¿Tienes más trucos para el trabajo desde casa? Compártelos con nosotros en los comentarios.

Publicado originalmente el 9 de septiembre de 2020 – Por Olga Apostolova

Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Vivaldi