Las potentes opciones de privacidad de Vivaldi

Gracias a los ajustes de privacidad de Vivaldi, tendrás más control sobre tus datos privados que con ningún otro navegador. Echémosle un vistazo a las múltiples opciones de configuración.

Una parte crucial de tu privacidad online depende directamente de qué haga el navegador con tus datos.

La mayoría de la gente confía en que su navegador está configurado para proteger al usuario, y por eso, cuando hablamos de privacidad, son casi más importantes las opciones que vienen habilitadas por defecto, que lo que se pueda llegar a personalizar.

Los ajustes predeterminados de Vivaldi garantizan que el usuario pueda disfrutar tanto de la privacidad como de la usabilidad.

Para tu tranquilidad, nos parece importante que entiendas por qué hemos seleccionado los ajustes que hemos seleccionado.

Entender mejor las opciones de privacidad también te será útil si decides cambiarlas en algún momento. Todas las opciones de privacidad pueden activarse y desactivarse.

  • Vivaldi cuenta con una extensa lista de opciones de privacidad para garantizar que tus datos estén a salvo.
  • Para poderlos encontrar mejor, los ajustes de privacidad están agrupados en la misma categoría: la mayoría de ellos se encuentran en Privacidad, a excepción de algunos relacionados con la búsqueda en internet, que podrás encontrar en Búsqueda.
  • Activa o desactiva los servicios de Google: aunque Vivaldi no te rastrea ni guarda tus datos, usamos servicios de terceros para algunas de las funciones, y es importante que entiendas lo que esto supone.

Vamos a analizar las opciones disponibles más en profundidad.

Protección frente al phishing y el malware 

Es el navegador el que debería encargarse de comprobar si un sitio web es fraudulento o contiene malware. El navegador debe obtener la información más actualizada que haya disponible, ya que un sitio web puede haber sido atacado justo antes de que lo visites. Para ello necesitamos un servicio que pueda seguir el ritmo de creación de sitios de phishing.

La API de navegación segura de Google, integrada en Vivaldi, se encarga de comprobar los sitios que visitas con una lista negra de sitios maliciosos conocidos: sitios que fingen ser una web diferente y te hacen compartir tu nombre de usuario, contraseña o algún otro tipo de información sensible, o sitios web que contienen malware en las descargas.

Para evitar tener que mandar una lista completa de los sitios que visitas al proveedor del servicio (lo cual sería horrible en términos de privacidad), el proveedor del servicio le pasa a Vivaldi un “filtro”: un archivo que describe cada URL maliciosa que se conoce, utilizando un método de aproximación.

Nuestra recomendación es que mantengas activados los servicios de protección de malware y phishing de Google.

Si entiendes lo que ello supone, y aún así quieres desactivarlos, sólo tienes que dirigirte a Opciones > Privacidad.

Resolver errores de navegación con DNS

El servicio de DNS (sistema de nombres de dominio) de Google te proporcionará la dirección IP de la página web que quieras visitar, en caso de que tu ISP (proveedor de servicios de internet) no pueda hacerlo correctamente (en algún caso, puede que el ISP tenga DNS incorrectos).

Para algunos de vosotros este servicio no es de mucha utilidad, ya que probablemente vuestro ISP hace un buen trabajo. Para otros sí será útil, por ejemplo si vives en alguna parte del mundo desde la cual los ISP devuelvan errores de manera rutinaria, para poner en la ‘lista negra’ páginas prohibidas. Con el servicio de DNS de Google activado, tienes una solución que te puede dar acceso a sitios bloqueados por el DNS.

En cuanto a la privacidad, las implicaciones que tiene esta solución es que también se ven tus errores de escritura, como “vvaldi.com” y se puede, por tanto, averiguar la página que quieres visitar.

Las direcciones del servidor de DNS de Google (8.8.8.8 y 8.8.4.4) están integradas en el código de Chromium, sobre el cual se diseña Vivaldi. Puede que en el futuro consideremos cambiarnos, por ejemplo a Cloudflare 1.1.1.1. Por ahora lo que puedes hacer es desactivar este servicio, deseleccionando la casilla “Utilizar el servicio DNS de Google para ayudar a resolver errores de navegación” en Opciones > Privacidad.

Autocompletar formularios

Puedes ahorrar tiempo dándole a tu navegador permiso para que rellene formularios de manera automática con información que haya guardado, como tu dirección o detalles de pago. La opción de Autocompletar entra en la categoría de información sensible que almacenas en tu perfil: contraseñas, notas y marcadores. Cuando introduces información en un nuevo formulario online, puede que Vivaldi te pregunte si quieres que ésta se guarde.

Para ello utilizamos la función de Autocompletar de Chromium. En ningún momento se envía tu información personal a Google, sólo el tipo de información que introduces. Aquí puedes leer (en inglés) información detallada sobre lo que se comparte.

La opción de Autocompletar está activada por defecto, pero puede desactivarse en cualquier momento en los ajustes de privacidad.

Búsqueda en el Campo de direcciones 

Si escribes “vivaldi com” por error, en vez de “vivaldi.com“, se enviará la dirección correcta a tu motor de búsqueda seleccionado. Esto sucederá cada vez que escribas algo que no coincida con un patrón de URL.

Puede que prefieras que esa información no se ‘filtre’ a tu motor de búsqueda. Si desactivas esta opción, el navegador te redireccionará a una página de error, en lugar de a la página correcta. ¡Tú eliges!

Sugerencias de búsqueda

Ningún navegador te proporciona el nivel de control sobre tus búsquedas del que dispones en Vivaldi. ¿Sabes por qué hay tantas opciones integradas en relación con las sugerencias de búsqueda?

Cuando empieces a escribir en el Campo de direcciones, tu motor de búsqueda te ofrecerá autocompletar el término de búsqueda antes de que hayas terminado de escribir.

Esto es muy cómodo, pero las sugerencias de búsqueda tienen implicaciones de privacidad significativas. Todo lo que escribes se envía al motor de búsqueda que hayas seleccionado (aunque no llegues a realizar la búsqueda), lo cual puede ser muy revelador.

Por eso Vivaldi no tiene las sugerencias de búsqueda activadas por defecto.

Si quieres activar esta opción, te recomendamos que eches un vistazo a la política de privacidad de tu motor de búsqueda. Aquí puedes leer (en inglés) las políticas de privacidad de los buscadores que incluimos en Vivaldi. Contamos con una buena selección de buscadores centrados en la privacidad, que te protegen, respetan tu privacidad y creen en la neutralidad de los resultados de búsqueda. Puedes habilitar las sugerencias de búsqueda en Opciones > Búsqueda.

Y un último consejo al respecto: puedes modificar la URL de sugerencias para cada buscador, de manera que uses la URL de sugerencias de una alternativa privada (por ejemplo DuckDuckGo) en buscadores con los que no quieras compartir nada de información (Bing o Google).

Bloquea anuncios en sitios abusivos

Seguimos trabajando en ello, pero en verano de 2019 se añadió funcionalidad que permitía bloquear tanto la publicidad que aparecía gracias a tecnologías abusivas, como la publicidad engañosa. Así se bloquean, por ejemplo, los anuncios que utilizan pop-up y te llevan a abandonar el sitio original.

Esta función le da acceso al navegador a una lista de bloqueo habilitada por defecto, y puede desactivarse en cualquier momento. La lista está almacenada en nuestros servidores cifrados de extremo a extremo. Esto nos da, además, la oportunidad de añadir funcionalidad similar en un futuro cercano, para depender menos de servicios de terceros.

No rastrear

Cuanto activas la opción de No rastrear, cada vez que te conectes a una web, el navegador enviará una petición para que no se te rastree. Es una forma educada de pedirle a los sitios web que no pongan en marcha cookies de rastreo.

Sin embargo, la casilla de ‘No rastrear’ puede dar una falsa sensación de seguridad. Algunas webs le harán caso a la solicitud del navegador, pero la gran mayoría ignorarán esta preferencia. La mayoría de los sitios web (en especial los que quieres evitar) no están interesados en obedecer esta petición.

WebRTC

Esta opción es sólo importante si utilizas una VPN por motivos de privacidad. Normalmente, los sitios web pueden ver tu dirección IP cuando te conectas. Las VPN te permiten ocultarle tu dirección IP a los sitios web. Sin embargo, los sitios web aún pueden usar WebRTC para comprobar tu verdadera dirección IP (aunque suelen terminar viendo la dirección IP de tu red interna, como 192.168.2.10, lo cual no es muy invasivo en términos de privacidad). Desactivando la difusión de tu IP evitas que esto suceda, y así puedes recuperar tu privacidad cuando estés utilizando una VPN.

Ten en cuenta que entonces también se ocultaran los detalles de tu dirección IP interna, si ésta se estaba mostrando. Si quieres que las páginas web no tengan acceso a esta información, aunque no estés usando una VPN, también puedes activar esta opción.

El protocolo WebRTC no afecta al rendimiento, pero al desactivarlo puede que algunos sitios web no funcionen correctamente, en concreto algunos sistemas de conversación web P2P.

Nuestra recomendación es que mantengas activada la opción “Difundir IP para un mejor rendimiento WebRTC”.

Cookies 

Muchas webs utilizan cookies para identificar a los visitantes frecuentes y almacenar información sobre ellos. Vivaldi almacena las cookies de acuerdo con tu configuración de privacidad (Opciones > Privacidad > Cookies), pero cómo sean utilizadas depende de la página que visites y el tipo de cookies. Por eso es importante que entiendas la política de privacidad de las páginas que visitas.

No todas las cookies son malas, y no todas se usan para obtener información del usuario. Te permiten acceder a un sitio web con autenticación sin tener que introducir tu contraseña para cada página. También se utilizan para mostrar contenido de terceros, como publicidad, un vídeo insertado o por ejemplo, nuestra sección de comentarios en vivaldi.com.

Puedes ver, administrar y eliminar todas las cookies almacenadas en los ajustes de privacidad.

* * *

Le hemos dedicado mucho tiempo a pensar en la configuración predeterminada que debíamos incluir en Vivaldi. Otro aspecto negativo de modificar esta configuración es que puedes resultar más visible entre la multitud. Un buen ejemplo de ello es la opción de “No rastrear”. No es muy valiosa, pero los sitios web verán que lo has solicitado y pueden usarlo en tu contra, por ejemplo, para que te aparezca publicidad de productos relacionados con la privacidad

¡El equipo de Vivaldi te desea una navegación segura!

Publicado originalmente el 24 de junio de 2019 – Por Tarquin Wilton-Jones

Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Vivaldi